LA PÁGINA DE TARA


Ir al Contenido

Marg. Hayes(1933)

Estandares > No Oficiales

 

 

En el siguiente artículo publicado en The American Kennel Gazette la Señora Margaret Hayes describe las cuatro razas caninas que tienen su origen en el Tibet.

 


 

Clik sobre la imagen para ampliarla
La maquetación es una simulación , no obstante contiene el artículo original en Inglés.

 

 

 

Su traducción es esta:

 
 
En un camino más allá de las montañas del Himalaya se encuentran las altas mesetas del Tíbet, el país más inaccesibles del mundo. El Tíbet, al igual que su vecino, Nepal, tiene una desconfianza innata hacia los extranjeros, y sin embargo, una bondad humana sobre el transeúnte. Una tierra de contrastes, Llena de ruidos y silencios extraños, suciedad y miseria, la naturaleza en su estado más puro  y salvaje. Para muchos de los que han leído sobre ella, la tierra de los sueños, sin embargo, un lugar en donde habita la cruda realidad para los que han viajado allí.

 

A través de los tiempos primitivos, la severa ley de la naturaleza de la supervivencia del más fuerte sigue existiendo para el hombre y la bestia. La antigua religión del pueblo es una mezcla de superstición pagana y de un buen código ético. Las montañas son un ambiente en el que florece la metafísica.

 

Tierra extraña de pintorescas gente pequeña, alegre y amable, pero de temperamento fogoso cuando se les despierta.

 

Aquí, en el corazón de esta tierra yerma, barrida por el viento, encontramos al amigo del hombre, el perro. Perros grandes y pequeños perros. Los perros domesticados. Los perros guardianes. Y  los perros salvajes.

 

El Tíbet tiene lo que ningún otro país asiático puede reclamar: cuatro razas distintas, todas ellas cerradas y mantenidas muy de cerca con el tipo. Tanto es así, que de  las informaciones que puede recogerse de los propios tibetanos, y de otros que han estado en el territorio, están de acuerdo en todos los puntos importantes, y los obtentores extranjeros pueden tener una buena idea de las normas de las distintas razas. Naturalmente, todos los perros no son perfectos en los tipos, aunque sin duda son susceptibles de mejora mediante la cría científica. La sangre es pura, pero la idea del tibetano de la cría no va más allá, como a sus gustos, y cuanto mayor es la fertilización cruzada, mejor.

 

Durante el tiempo que estuve en las fronteras del Tíbet, me hice muchas preguntas acerca de estas razas, y fui ayudada en gran medida mediante el asesoramiento de varios ingleses, que habían estado en el interior del Tíbet y algunos tibetanos de clase alta que mantienen a los perros `por sí mismos, y sobre todo por su jefe, el Sr. J. Laden. Mr. Laden es un sikkimes relacionado con muchos tibetanos, y fue durante mucho tiempo empleado por el Gobierno británico para servicios en el Tíbet. También es General Honorario del ejército tibetano y jefe de los budistas en la India. Él conoce el  Tíbet, su gente y sus perros, desde las fronteras de China a la India.

 

En primer lugar, de antiguo linaje, está el Tibetan Spaniel. Este juguete pequeño y encantador es muy apreciado, y sólo es propiedad de los ricos. Se mantiene por el actual Dalai Lama, entre otros. Debe ser muy pequeño, de color ligeramente marrón grisaceo, preferiblemente, con un sedoso y esponjoso pelaje suave. Su carita se parece más bien a la del "Puggy", con pequeñas orejas caídas, y una expresión divertida alerta. Nunca debería ser similar al perro mariposa como algunos parecen pensar.

 

Son muy activos, pero no están acostumbrados a caminar y hacer ejercicio, ya que prácticamente nunca salen de la casa en que nacieron. Debido a la constancia de los seres humanos, estos pequeños perros desarrollan una inteligencia extraordinaria, y aprenden todo tipo de trucos, mantienen la posición de bufón de la corte en un país de pocos entretenimientos, incluso con los gatos!

 

Era curioso ver el desconcierto total con la que uno de estos perros conoció a su primer gato Persa importado de la India, le pareció un objeto curioso y temible al ser dos tallas más pequeño que el gato, el interés era mutuo.

 

El siguiente en tamaño, es el terrier Lhasa. Este perrito se ha venido denominando incorrectamente. En primer lugar, fue llamado terrier, a continuación, registrado como un juguete por el Kennel Club de la India, y el Lhasa no es ninguno de los dos. Aunque su comportamiento son claramente como los de un terrier, todos los Lhasa tienen la boca prognástica  y ladran como un pequinés. Ciertamente no son las características de un el terrier.  Y como en el estándar de la raza, elaborado en 1901, la altura a la cruz es de 11 pulgadas, y el peso de 20 libras, que obviamente no es un juguete cualquiera. Sin embargo, el Lhasa está en el  lugar  adecuado en virtud de su carácter encantador y no deportivo. Varían considerablemente en tamaño.

 

El primer objetivo de la propuesta del Club de Razas tibetanas será conseguir que el Lhasa sea registrado correctamente.

 

Son perros resistentes con un pelaje de cuatro pulgadas, una cola en penacho, y una expresión alerta y brillante. Se dice que son tan cariñosos que no van a prosperar a menos que se les mime y se les proporcione una gran cantidad de cuidados. Mis dos Lhasas son mi sombra, y se desarrollan religiosamente  sin ninguna duda. De todos modos, ellos ponen lo mejor de si mismos  en un enfrentamiento, y nunca olvidan a un enemigo.

 

Son de todos los colores, negro, grisáceo, humo o de arena, pero el más frecuente es una mezcla de estos colores con blanco.

 

El Apso es más escaso que el Lhasa. Es realmente la misma raza, pero debido a la escasez de estos hermosos de color miel, se les ha dado una etiqueta a sí mismos en el pasado. A veces un poco más grande que el de Lhasa, que son aproximadamente del tamaño de un Scottie, y como el Tibetan Spaniel, sólo son criados por las familias ricas. Es dudoso si se puedan obtener en cualquier parte excepto en Lhasa. Manto largo, de color miel, con una mascara oscura y puntas auriculares negras, ojos oscuros aparecen a través de una mascara oscura, que son muy atractivas. El pelo largo en apariencia es mas tosco que al tacto, y por debajo tiene un revestimiento espeso de lana pura, que mantiene al perro caliente y seco en todo momento. Después de venir de fuera de la lluvia, un Apso se sacude, y se seca en pocos minutos.

 

Estos perros tienen una melena de pelo largo alrededor del cuello, lo que les da una apariencia de león. Los tibetanos los llaman los "perros del León de Oro", y es significativo que sus nombres de mascotas en los  hogares tibetanos son a menudo "singhi" (león) o "singtuk" (cachorro de león).

 

Además de ser animales de compañía, también son valorados como portadores de suerte. Se considera muy afortunado el  tener un Apso en la casa.

 

Hace años los Apsos eran enviados cada año como regalo al emperador de China por el Dalai Lama, lo que demuestra que han sido durante mucho tiempo una raza antigua y valorada. Incluso hay una teoría que dicen que fueron los ancestros originales del pequinés, datándolos  alrededor de 500 DC.

 

Son perros muy fieles, intensamente apegados a sus dueños, y muy inteligentes. Hacen de guardianes  excelentes, con un sentido del oído sorprendentemente agudo, y los nervios maravilloso.

 

Los siguientes en tamaño son los llamados perros terrier tibetano por el Kennel Club de la India. En 1931 se ha elaborado en la India un estándar a nivel de puntos que los separa de los Lhasa con los que habían sido previamente clasificados. Entiendo que la norma tiene como objetivo  ser cambiada de nuevo, ya que el peso y la altura mencionados no están en proporción. También los perros tienen la boca como el prognatismo de los Lhasas, y no debe ser llamados terriers. Un poco más largos de piernas que los Lhasa, que están tomando los perritos, y los importados en Inglaterra parece que se reproducen fielmente con el tipo. Vienen de Baltistán y el Tíbet occidental, principalmente.  Por lo que he podido constatar  no se crían en la propia capital.

 

El mastín tibetano probablemente es el perro más feroz del mundo, si exceptuamos al canadienses Husky. En los mastines Tibetanos la fuerza y ferocidad son sus mejores virtudes, y sonrío ante  la idea de permitir uno  en  casa o en domesticarlo.

 

Estos perros son atados  en una cadena desde cachorros, y nunca se sueltan. Se sujetan a la entrada de la casa, dejando sólo una forma posible para entrar, de modo que es imposible que un extraño pueda pasar sin desviarse del perro. Si un desconocido se acerca mucho, su garganta se desgarrara de un solo zarpazo.

 

Tienen pequeños ojos rojos, y una disposición sospechosas, hosco. Esto es posiblemente debido a su vida en una cadena. Un cachorro, en la propiedad de otros, podría resultar manejable. Pero han sido especialmente criados para su ferocidad durante generaciones. Cuatro perros fueron traidos, el verano pasado, por el Excmo. La señora Baily, y exhibidos en Whipsnade Zoo. Son perros muy bonitos, con un porte grande y digno, y aparentan tener mayor fuerza que cualquier otra raza grande.

 

Luego están los perros paria, que son las generacions de los descendientes de los mastines. Estos perros vagan salvajes, impulsados por la naturaleza y las circunstancias difíciles de su  existencia, devorando lo que encuentran a su paso, como chacales.

 

Merodean los pueblos, a la espera de que la basura sea echada fuera y por el cadáver ocasional. Los muertos se colocan en pequeños montículos a las afueras del casco urbano, para que los perros los devoren. Si los perros se comen el cuerpo rápidamente, se considera un signo de vuelo rápido del alma al cielo.

 

Estas manadas han limpiado el país de caza menor, e incluso atacan al "Sambur", el alce indio. La siguiente historia me la contó un hombre que estaba indagando como pasar la frontera. Una vez que él estaba caminando por un angosto barranco cerca de su campamento, oyó sonidos extraños, y encontró un Sambur en el lecho rocoso del río mantenido a raya por una manada, de diez u once, de estos perros salvajes. Estos perros son sólo del tamaño de los terriers irlandeses, y no podrían intentar someter al Sambur, pero lo logran con sus mordiscos, poco a poco la Sambur se va debilitado por la pérdida de sangre. Incluso si algunos de los perros mueren los otros siguen sin inmutarse. La muerte es lenta pero segura para todos los animales que satisfacen a los perros callejeros. Encuentran una gran cantidad de carne en los pasos hacia la India. Cada año cientos de ovejas son conducidas en caravanas, de las cuales mueren casi la mitad debido a la intoxicación por rododendro.

 

Todos los perros tibetanos tienen ciertas características en común. Muy gruesos abrigos, gran robustez, y de inteligencia realmente notable. Por ejemplo, un perro, que utiliza para la comunicación sólo  la lengua tibetana, comprado por un europeo en sólo una semana, es capaz de entender lo que se quiere de él. Una perra Lhasa de mí propiedad entendió la ceremonia del té en el jardín justo al tercer día de su llegada, y ladraba y tiraba de mi falda para sacarme de la casa cuando vio que la bandeja del té volcó sobre la hierba. La perra ladró durante una hora la primera noche en que llegó. Pensamos que era porque se sentía  extraña, pero a la mañana siguiente descubrimos que los bueyes habían irrumpido en el jardín y se comieron todas las flores. Ella ya no ladró otra vez durante dos semanas, y cuando lo hizo, nos apresuramos a tiempo para eliminar  la segunda invasión.

 

Los puntos principales que premian los tibetanos en sus perros son el pelo y su color. Prefieren todos los unicolores a los multicolores, y no quieren  a un perro con una capa delgada o escasa. Todos los perros más pequeños son prognásticos. Algunos criadores de la India e Inglaterra han tratado de criarlos con la boca a nivel, pero hasta el momento solo han conseguido prolongar los hocicos, que está lejos de una mejora, como los tibetanos al igual que todos sus perros para ser más bien "Puggy" que enfrentan. Consideran que esta belleza esencial.

 

Cada perro de cada raza debe tener la cola enroscada sobre la espalda y el pelo especialmente grueso entre los dedos. La necesidad de esto es evidente cuando uno considera los viajes terribles a los cuales estos perros tienen que enfrentarse. El viaje hasta la India desde Lhasa implica enormes dificultades, el frío es intenso y un perro cualquiera no lo podría hacer, excepto el Tibetan Spaniel, tiene que trepar sobre  rocas afiladas y ascender hasta pasos colosales - 16, 000 pies- y caminar  día a día, en tormentas de nieve, durante dos meses completos antes de alcanzar los valles de Sikkim y su vapor.

 
 
En resumen:


 

1.- MANTO.  Pelo pesado, largo, cayendo sobre los ojos; pelo en las orejas, piernas, pies y cola; los pelos sobre las orejas son de color más oscuros. Una larga barba es característica.

 

2- COLA. La cola es muy importante y debe de estar enrollada; He visto a un tibetano al que le preguntaron si el perro era verdaderamente tibetano, lo primero que examinó fue la cola. La cola se debe enroscar en la parte posterior, sobre la espalda, cuanto más apretado mejor, en su extremo final hay un pequeño nudo, los indígenas afirman que todos los perros los tienen, y mi marido nunca ha visto a ninguno de los que ha examinado sin el. He visto un perro criado en Inglaterra, de padres importados del Tíbet, sin el.

 

3- MANDÍBULA. Las mandíbulas son, generalmente, undershot  (la parte inferior se proyecta más allá de la parte superior); a veces lo son fuertemente.

 

4- HOCICO.  El hocico mide aproximadamente 1 pulgada y media de largo, con estop y frente abombada.

 

5- OJOS. Expresión valiente e inteligente, ojos de color marrón oscuro más pequeños que la de los pequineses.

 

6- PELO.  Pelo largo sobre la cabeza que desciende, en forma de crisantemo, sobre los ojos y la naríz.

 

7- OREJAS.  Orejas provistas de pelos largos.

 

8- TAMAÑO Y PESO. El perro en la edad adulta, tres años, mide unos 28 cm. de altura a la cruz y no debe pesar más de 4 a 5 kg. La hembra debe de ser mas pequeña.





Home | Citas | Origenes | Artículos | Estandares | Morfología | Conclusiones | Cuidados | Miscelanea | Descendencia | Bibliografía | Enlaces | Contacto | Mapa del Sitio


Sub-Menú:


Regresar al contenido | Regresar al menú principal